Hijos del hambre y la violencia

Por T. Morales Orozco y Sayuri Nishime

El 2018 fue un año récord en cuanto a acontecimientos sobre migraciones en el mundo: la caravana de centroamericanos queriendo entrar en Estados Unidos, el discurso xenófobo europeo y la falta de consenso para promover una migración segura que no colapse los sistemas de asilo son algunos ejemplos.

El número de migrantes y refugiados que llegó a Europa a través del mar Mediterráneo entre el 1 de enero y el 19 de diciembre, fue un total de 113.145, según la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). 2.242 personas fallecieron o desaparecieron intentando alcanzar las costas europeas.

20181221-medupdate-for-pbn

Aproximadamente, unos 9.300 migrantes centroamericanos cruzaron la frontera entre Guatemala y México, entre el 19 y el 22 de octubre, según Naciones Unidas. Las autoridades municipales mexicanas registraron unas 7.000 personas. Además, uno de cada cuatro integrantes de la caravana son niñas, niños y adolescentes, según Save the Children.

No tener comida es uno de los principales motivos para migrar. En la región existen problemas de sequía que afectan las cosechas debido al cambio climático. “Son hijas e hijos del hambre, de la violencia, de la inestabilidad política, las altas tasas de criminalidad, las extorsiones de las pandillas y del cambio climático”, dice Úrsula Roldán, catedrática de la Universidad R. Landívar de Guatemala.

En Guatemala, la segunda caravana de emigrantes hondureños retomó su recorrido hacia Guastatoya desde Zacapa. Fuente: El Peródico/EFE

Salen porque ya no hay otra alternativa

Los migrantes centroamericanos buscan entrar en Estados Unidos, enfrentando durante el camino, “políticas migratorias cada vez más endurecidas por el gobierno de Donald  J. Trump”, afirma la investigadora en una conferencia De Centroamérica al corazón de Bilbao, en España. En total se han formado seis caravanas, la última detenida en México. Las imágenes de las miles de personas intentando cruzar el río Suchiate -que marca la frontera occidental entre México y Guatemala- dieron la vuelta al mundo. En las filas, hay familias enteras, niñez no acompañada, mujeres jóvenes y “otras intentando salvarse con sus hijas e hijos”, de los conflictos armados, de la corrupción y de los procesos económicos estructurales que debilitan y cooptan la democracia en sus países de orígenes.

IMG_1609
Foto: Sayuri Nishime.

“Si se atreven a salir es porque ya no hay otra alternativa”, asegura Roldán. Quienes salen, lo hacen aún a sabiendas que enfrentarán una ruta migratoria cargada de detenciones, deportaciones y secuestros. Están conscientes que Trump se opone a su ingreso y han escuchado sobre el despliegue militar en la frontera. Sin embargo, el hambre y la fe, les hace mantener la idea que una vez en la frontera, el presidente estadounidense se ‘conmoverá’ y les ‘abrirá’ las puertas.

Caminan en caravana para no tener que pagar a los coyotes, para no caer en manos del narcotráfico y del crimen organizado que durante años controlan el trayecto, cobrando miles de dólares. Las mujeres “llevan anticonceptivos porque saben pueden ser violadas”. En un estudio realizado por la socióloga e investigadora de Servicio Jesuita a Migrantes de Nicaragua (SJM), Norma Hernández, se indica que “de 15 mujeres nicaragüenses entrevistadas, cinco fueron abusadas sexualmente”.

Sienten más seguridad viajando en caravanas, revirtiéndose la idea de moverse sin ser detectados, esta vez, sacrifican la invisibilidad por la seguridad de viajar en grupo, publica The New York Times en una nota titulada La caravana migrante inspira a más centroamericanos que buscan viajar a Estados Unidos.

caravana de migrantes centroameericanos
La caravana de migrantes cruza a pie el río que separa Guatemala de México. Fuente: RTVE

En el lugar de destino se continúa vulnerando sus derechos

La vulneración a los derechos humanos no acaban en la ruta, sino que continúa en el lugar de destino. Bajos salarios, jornadas interminables, falta de acceso a una salud integral y los estereotipos que provocan situaciones de discriminación, son solo algunos de ellos. Mariana Urcuyo, psicóloga nicaragüense e integrante de la Asociación Náhuatl Elkartea de Bilbao, afirma que la Ley de Extranjería española, facilita la vulneración a los derechos humanos de la comunidad migrante.

08•09•20

En su mayoría, las mujeres que migran a España se desempeñan principalmente en labores relacionadas al cuidado y solo un porcentaje mínimo gozan de la seguridad social.  “Cuidamos a otras personas pero nos olvidamos de cuidarnos a nosotras mismas”, expresa. Por ello, hace énfasis en la necesidad de integrarse en espacios asociativos y feministas que permitan un empoderamiento de sus derechos.

Un pacto sobre la migración

En julio de este año, los Estados miembros de la ONU, acordaron un Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular, a excepción de Estados Unidos. El acuerdo pretende aprovechar los beneficios de la migración y proteger a quienes se encuentren en situación irregular. Se menciona la cooperación entre países para abordar las causas de la migración así como mejorar las vías de migración legal. Se insta a mejorar la cooperación al momento de salvar vidas, con misiones de búsqueda y rescate, garantizando que no se castigará legalmente a quien dé apoyo de carácter “exclusivamente humanitario”.

Hubo compromisos como establecer medidas contra la trata y el tráfico de personas, evitar separar a las familias, detener a los migrantes como última opción y reconocer que tienen derecho a recibir salud y educación. Asimismo, garantizar un regreso “seguro y digno” a quienes sean deportados y no expulsar a quienes se enfrentan a un “riesgo real y previsible” de muerte, tortura u otros tratos inhumanos.

Objetivos del Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular:

 

Aunque el texto no es legalmente vinculante, países como Chile no firmó el acuerdo porque la migración no es un derecho humano, “el derecho lo tienen los países de definir las condiciones de ingreso de los ciudadanos extranjeros”, argumentó el subsecretario del Interior de Chile, Rodrigo Ubilla a un medio local. Estados Unidos, Israel, Austria, Hungría y República Dominicana se desmarcaron porque ‘no respeta la soberanía nacional.

164 países firmaron el Pacto Mundial, en la cumbre de Marrakech, en Marruecos, ¿quedará solo en buenas intenciones o habrá un diálogo real sobre la migración? ¿Cuál será un impacto real al no ser una norma jurídica vinculante? ¿Los Estados no firmantes, no asumen compromisos porque el acuerdo ‘puede socavar su capacidad’ para hacer valer sus normas migratorias e implementar con eficacia las políticas migratorias? Pura demagogia. Migrar es un derecho humano!.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s