Nicaragüenses en Europa condenan barbarie del gobierno

Por T. Morales Orozco

Después de recorrer 600 kilómetros llegamos a Madrid a media noche. El grupo se dividió en dos para dormir en sitios diferentes. A las nueve y media de la mañana arrancamos primero en metro, y luego caminando, hacia la Plaza Colón para estar al momento del inicio del acto de la concentración nicaragüense de auto convocad@s residentes en España. Alquilamos un micro bus para poder viajar. Menciono esto porque se ha pretendido desprestigiar la actividad y nos tildan de golpistas y hasta de pagarle a españoles para esta actividad. Nos hemos movilizado con nuestros propios medios para sumarnos a la causa.

La música sonaba y el corazón latía más y más rápido. Emocionada saludaba aunque sin conocerles, a cuanta persona encontraba a mi paso. Era un lenguaje visual que a través de miradas, sonrisas y movimientos de cabeza nos reconocíamos. De repente me abracé con gente que tenía tiempo de no verla. También saludé a gente que fui conociendo a través de las redes sociales.

Camisetas azules y blancas con diseños y consignas como ‘eran estudiantes, no eran delincuentes’, ‘que se rinda tu madre’, ‘yo salí de Nicaragua, Nicaragua no salió de mí’, ‘exigimos justicia, libertad y democracia’, ‘si no luchamos juntos nos matarán por separado’, ‘todos tenemos sangre nicaragüense, nosotros en las venas y el gobierno en las manos’, entre otras vestíamos en Colón. Mejillas coloreadas con el azul y blanco, cintillos en la frente, pañoletas sobre los hombros, y banderas de Nicaragua eran los atuendos de l@s presentes.

 

Me puse mi camiseta que dimos hacer para la concentración y me ubiqué para iniciar con la transmisión en directo para Onda Local. Una a una fueron llegando las delegaciones de Barcelona, Sevilla, Valencia, Córdoba, Toledo, A Coruña, Murcia, Zaragoza, Bilbao. Una concentración que también se realizó en otras ciudades europeas como Alemania, Dinamarca, Holanda, Francia, Inglaterra, Austria, Bélgica Suiza️, Suecia, Finlandia️ e Italia para ser una sola voz por Nicaragua.

Cuando arrancó el acto, un grupo migrantes residentes en Madrid -además de los anfitriones e invitados- pequeño pero potente, irrumpió desde lejos al grito de Monimbó presente, los aplausos y el hurra encendió aún más los motores.

Se cantó el himno al unísono. Se leyó la lista de las personas asesinadas y, a todo pulmón quienes asistieron gritaban presente, era un eco aplastante que se escuchaba en los alrededores de la Plaza Colón. Leída la lista se prosiguió con la lectura del poema Lo fatal del Príncipe de las letras Castellanas Rubén Darío, unos con poema en mano, otros lo declamaban e interpretaban gestualmente. Seguido de un grito que se vayan, que se vayan!

Los maestros de ceremonia agitaban a los asistentes con consignas como Daniel y Somoza son la misma cosa. Democracia sí, dictadura no. Vivos se los llevaron vivos los queremos. De que se van se van. La excitación estaba al máximo nivel. A continuación hubo una danza folclórica y todas las personas admiraban a la muchacha. Posterior a ello, cada delegación tuvo cinco minutos para expresar uunas palabras cuyo común denominador de las cuatro primeras delegaciones fue la exigencia de justicia, libertad y democracia además de que Daniel Ortega detenga la masacre en contra del pueblo, muchas familias viven el terror desde lejos pero no por ello es menos angustiante.

Nuevamente hubo otra presentación de baile folclórico. Los maestros de ceremonia agitaban nuevamente, un muchacho que vive en Bilbao cantó y levantó los ánimos, al punto que cuatro personas se subieron al palco a bailar. Se pasó a la lectura de los mensajes del resto de delegaciones, y me detengo un poco en las palabras de la represente de nicaragüenses en Barcelona, “algunos dicen que porque estamos fuera no tenemos derecho a opinar. Yo les quiero decir que aunque estemos fuera del país tenemos derecho a hacerlo porque nuestras remesas lo dicen sostenemos la economía de Nicaragua y eso nos da derecho como nicaragüenses y como migrantes. No sólo somos números sino también somos gente estudiante que pensamos, somos el futuro de un país”.  Y se levantó un aluvión de aplausos y gritos.

Por último pero no menos importante uno de los maestros de ceremonia leyó el pronunciamiento por medio del cual nos sumamos como residentes nicaragüenses en Europa, a la condena generalizada del actuar del Gobierno y rechazamos públicamente estos actos de barbarie. Y lo copio íntegro:

  1. – Denunciamos el terrorismo del Estado expresado en la brutalidad de la Policía Nacional, los antimotines y los grupos paramilitares para reprimir las manifestaciones y la utilización de armas de fuego contra los nicaragüenses que ejercen su derecho a manifestarse.
  2. – Denunciamos el asesinato de al menos mil personas, en su mayoría jóvenes, así como la tortura sufrida en las cárceles por los manifestantes que la Policía Nacional detuvo de forma arbitraria
  3. – Denunciamos el abuso sexual que se han reportado en el marco de los encarcelamientos, tal como lo revelan los testimonios realizados por sobrevivientes ante organizaciones de derechos humanos y medios de comunicación.
  4. – Denunciamos la censura y la manipulación de los medios de información, y los ataques que han sufrido los periodistas por parte de la “Juventud Sandinista”.
  5. – Rechazamos por ilegítima la Comisión de la Verdad creada por la Asamblea Nacional, sometida a la tutela del partido de gobierno.

Por todo lo expuesto, exigimos:

  1. Parar el terrorismo de Estado. El respeto a la vida e integridad física de todos los manifestantes, así como la protección a sus derechos y libertades fundamentales y el inmediato cese de toda forma de represión de las protestas civiles y de la desinformación por parte de medios oficialistas.
  2. Que se libere a todos los prisioneros políticos y que las personas desaparecidas sean devueltas a sus familias con dignidad y en vida.
  3. Que se instale e inicie su trabajo una Comisión de la Verdad independiente y con presencia y apoyo internacional, y que cuente con una representación plural y legítima que identifique a los hechores intelectuales y materiales de la masacre. Esta Comisión deberá incluir la participación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para Derechos Humanos (OACNUDH). Que los culpables de los asesinatos, las desapariciones, las violencias sexuales y otros abusos cometidos, sean juzgados por un tribunal internacional en vista del control que el orteguismo ejerce sobre los tribunales nacionales. El fin de la impunidad es la única garantía de acabar con la doctrina y la práctica de los criminales.
  4. Que se garantice que los estudiantes de las universidades públicas y privadas y que los funcionarios que han apoyado las protestas, así como cualquier otro ciudadano que haya abiertamente expresado su descontento con el Gobierno no sean víctimas de las represalias. Que se garantice el ejercicio de la libertad de prensa.

Antes del cierre del acto, se caminó poco más de un kilómetro hacia la glorieta de Rubén Darío para dejar una ofrenda floral en homenaje a las personas asesinadas. Fueron tantos minúsculos que no se veía donde empezaba ni donde terminaba la marcha. Me colé entre la gente para entrevistarles. Caminábamos al ritmo de consignas, música nicaragüense y con la compañía de la policía española, quienes resguardaban el orden.

Ya en la glorieta culminó la concentración con el himno nacional y de no ser porque teníamos que viajar muchos kilómetros de regreso seguíamos en Madrid hasta bien entrada la tarde. Pero había que volver, mucha gente entraba a trabajar por la noche.

Fue una movilización amplia, auto convocada nunca antes vista en España y demás capitales europeas que lo único que exigimos es el fin de la dictadura orteguista, justicia y el restablecimiento de la democracia. Fue un baño de azul y blanco que lo que generó es encender la mecha para no dar ni un paso atrás porque como bien lo dice nuestro poeta Rubén Darío, mientras Nicaragua será libre mientras tenga hijos que la amen. Lo genuino de esta experiencia es que las nicas y los nicas están dispuestas y dispuestos a moverse a donde sea.

Anuncios

3 comentarios sobre “Nicaragüenses en Europa condenan barbarie del gobierno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s