“Este país no es para mí” 

2

Por Tamara Morales O.

Hay historias de historias y en algún momento puedo sentirme identificada o no con algunas, sobretodo, con el tema de la adaptación. Adaptarse a otro país que no es el tuyo, es un proceso, es complejo y depende mucho de los lazos que se crean en ese nuevo país para quedarse.

No diré nombres por respeto a la familia, pero les contaré la historia de esta familia guatemalteca. Se conocieron en Guatemala, país centroamericano cuya situación de inseguridad y económica empuja a miles a salir. Primero salió ella rumbo a España y luego su pareja.

Ambos han trabajado desde que llegaron. Ella, limpiando casas y como operaria. Él, como chófer de camiones -algo que ya conocía muy bien, pues a eso se dedicaba en su país-. Trabajó en una granja ordeñando vacas, pasteurizaba leche, hacía helados en una fábrica y repartía los productos.

Luego vinieron los hijos. Primero llegó una niña encantadora a quien cuidé por falta de tiempo de ambos. Trabajaban muchas horas. Él llegó a realizar jornadas de hasta 16 horas diarias. ¿La paga?  El sueldo base era 1,200 euros y subía hasta 1,400 €. En 2010 la vi embarazada nuevamente. Llegó el niño.

4

Entre ambos, sobrevivían en España. Con el nacimiento del niño ella mandó a traer a una hermana para que le ayudara con el cuido de los dos niños. Años más tarde vino otra segunda hermana con su hija. Vivían en un apartamento, se mudaron a una casa por cuestión de espacio.

Él siempre dijo que este país no era para él. No le gustaba la comida, el clima y se quejaba de las largas jornadas laborales. Desde las seis de la mañana hasta las siete u ocho de la noche. Muchas veces encontraba dormidos a sus hijos.

Mi asombro fue mayúsculo un día de estos, cuando me la encontré a ella, triste y ojerosa. Le pregunté qué le pasaba, si se encontraba bien y, fue cuando me soltó que su marido se había ido. “Regresó a Guatemala. Vendió todo lo que tenía, hasta el carro, porque decía que no se sentía bien aquí”, me comentó.

1

Me enfadé porque se fue sin pensar en los hijos. Ahora, es ella quien tiene que hacerle frente a todo: colegio, comida, vestuario, medicinas, etc. Ninguna de sus dos hermanas pueden ayudarle con el cuidado de los pequeños porque ambas trabajan (una de interna y la otra por horas, además de cuidar a su hija y llevarla a rehabilitación). “Para mí lo más importante son mis hijos y aquí veo futuro para ellos”, recalca ella.

Pienso en, ¿qué pasa en el interior de las personas que migran y no se adaptan en el país que han escogido como segunda casa? Hay que ponerse en sus zapatos para entenderles. Sí, pero también pienso en esos dos niños que aún no se han dado cuenta que su papá los dejó.

3

Anuncios

Un comentario sobre ““Este país no es para mí” 

  1. Un tema complejo de abordar desde el punto de vista psico-social. La frase “cada cabeza es un mundo” adquiere relevancia cuando se trata de ponerse en los zapatos del otro, porque cada persona tiene sus propias motivaciones. miedos, anhelos y proyectos que lo conducen a actuar de determinada manera. Cuando yo era jovencito no quise irme de mi país porque consideré que era un reto quedarme en la época post revolucionaria; después tuve nostalgia por haber tomado esa decisión, me hubiese encantado embarcarme hacia tierras desconocidas, emborracharme de paisajes grises y oler perfumes de mujeres exóticas. Pero me quedé. Talvez el señor de tu historia jamás quiso irse a España. Su estadía en ese país debió ser un sufrimiento más que una alternativa de vida. Muy triste para sus hijos. Ojalá un día logren estar juntos nuevamente. Saludos!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s