Detrás de ellas, hay personas

Por Tamara Morales Orozco

Has recibido tu pago mensual. Ahora lo que haces es dividirlo para gastos de agua, luz, teléfono, comida, alquiler y; algo muy importante, el envío que haces todos los meses para tus familiares. Las formas en que se envía este dinero va desde agencias de remesas, bancos, y cada vez más tecnologías en línea y móviles.

En términos monetarios, un migrante desde Estados Unidos envía unos US$ 3,500 dólares anuales; quienes están en España la cantidad es similar y, quienes residen en Costa Rica, envían 1,500 dólares anuales; dice Manuel Orozco, Director del Programa de Migración, Remesas y Desarrollo del Diálogo Inter Americano. Esto constituyó unos 70 mil millones de dólares en 2016.

1929417_77785877578_2744293_n
Foto: del muro de Facebook

Manuel Orozco, es investigador en el Diálogo Interamericano y director del Programa de Migración, Remesas y Desarrollo de esta institución. También es miembro del Centro para el Desarrollo Internacional de la Universidad de Harvard y es asesor principal del Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola. Es nicaragüense, reside en San José, Costa Rica. Lo he contactado para hablar sobre el impacto de las remesas y los retos que tenemos para crear una cultura de ahorro de los ingresos de las remesas.

“Para entender una dinámica de las remesas, una forma práctica de entenderlas es en términos de las personas. El número de un migrante que salen y el porcentaje que envía dinero”. Manuel Orozco. Diálogo Interamericano

Aproximadamente 40 millones de personas de América Latina, residen en el exterior de los cuales unos 30 millones envían dinero. De esta cantidad, 16 millones de hogares migrantes envían a hogares latinoamericanos. América Latina recibe alrededor de 30 millones de remesas mensuales de migrantes en todo el mundo. Más de la mitad se encuentran en Estados Unidos seguido de España e Italia.

infobae
http://www.infobae.com

La mitad de la migración es altamente femenina, dice Orozco “en Costa Rica, de esa mitad un tercio son trabajadoras domésticas. Eso es muy importante por la naturaleza de la realidad que vive la mujer trabajadora doméstica; sus derechos laborales, los ingresos son menores y; conforman toda una cadena de valores, de cuidos que van desde la casa de donde salen hasta la casa donde están trabajando. Constituyen un tejido social muy poco abordado pero muy valioso”, manifiesta.

¿Por qué migra la gente?

M.O: por el factor económico, que tiene que ver con la forma en como los países de donde uno viene se han integrado a la economía mundial. En aquellos países que existe poco crecimiento económico como resultado de un enfoque de un modelo de desarrollo que se concentra en la exportación como es la agricultura, ganadería; el resultado es que hay bajo niveles de impacto de distribución en la economía del país. Países como Centroamérica, México y El Caribe son países de alta migración. Entonces si uno emigra vas a recibir un ingreso que te va permitir poder vivir como pobre pero mejor que en el país de origen no tenías esa capacidad adquisitiva. Hay costos-beneficios y uno de ellos es que estás más alejado de tus familiares.

bbc mundo
Foto: BBC Mundo

Otro factor es la demanda de mano de obra barata. Países con economías emergentes como Argentina, Brasil, Costa Rica necesitan a personas dedicadas al cuido y a la seguridad. Estados Unidos tiene una demanda fuerte de mano de obra poco calificada y eso implica la migración. Para aquellos sectores donde la economía de países industrializados e sector privado no tienen la capacidad muy fuerte como es servicios hospitalarios, restaurantes necesitan la mano de obra les resulta rentable para su beneficio.

El proceso de emigrar dentro de América Latina encontró en los últimos años un aliado muy importante: el surgimiento de procesos de integración regional que tienden a favorecer la libre circulación de personas. Estos acuerdos han logrado sus mayores avances en Sudamérica y es allí donde se encuentran los países que ofrecen más facilidades para otorgar permisos de residencia con derecho a trabajar a ciudadanos de un mayor número de países latinoamericanos. Fte: BBC Mundo

Otra razón es por la reunificación familiar. Uno trata de traer a sus familiares y se crean vínculos transnacionales fuertes. Y por último, pero no menos importante, la inestabilidad política por la que atraviesan nuestros países de América Latina. Los países llamados del triángulo norte El Salvador, Guatemala, Honduras incluso México, que tienen debilidades como resultado de la guerra contra las drogas. Venezuela, Colombia, Haití, Cuba tienen una migración muy fuerte debido a la situación política; incluyendo Nicaragua.

Las remesas aumentan los ingresos de las familias, han sacado a muchas personas del umbral de la pobreza. De aprobarse un impuesto para éstas, como dijo el presidente de Estados Unidos, ¿cómo perjudicaría esto para quienes envían y quienes reciben, los remesados?

M.O: Habrían situaciones mixtas. Algunos migrantes, usarían un sistema informal para seguir enviando dinero. Otros, morderían la pólvora, tendrían que hacerlo, pagar el impuesto y, arriesgarse a exponerse. Puede afectarles en cuanto a que los busquen, que rastreen el lugar de donde envían para encontrarlos. Otra simplemente dejarían de enviar dinero. ¿Cuánto digamos de esos tres escenarios es real? En una encuesta que hicimos que estamos terminando esta semana, dice que un 20% dejarían de enviar por el sector formal y un porcentaje pequeño sí que dejaría de enviar, menos del cinco por ciento. Entonces el impacto no sería que caerían las remesas sino que se aumentaría la informalidad.

¿Y la gente menciona cuáles serían esos posibles canales?

M.O: Lo informal es usar estas redes que se llaman encomenderos, viajeros que ya existían, pero se habían hecho obsoletas; pero ahora pueden que se renueven. En una entrevista con un encomendero decía que le habían preguntado que si ponían un impuesto si él iba a reactivar el servicio y dijo que sí. Ellos cobran lo mismo y a veces, resultan ser más caros porque viajan, llevan el dinero en mano, tarda más pero lo llevan hasta la familia o persona remesada.

La Prensa Gráfica El Salvador
Foto: La Prensa Gráfica, El Salvador

¿La aplicación de un impuesto, pretende perseguir a la gente migrante que está ilegal en Estados Unidos?

M.O: No. Ese no es el objetivo. El objetivo es cobrar un impuesto para la construcción del muro, pero los puede exponer, es decir puede que le dé más empoderamiento a migración para que uno esté enviando dinero y los lleguen a buscar pero esto es pura especulación. En este momento las tasas de deportación no han crecido tanto. Se mantienen igual que con la administración Obama, no se puede especular en ese sentido.

Las remesas son importantes para el Producto Interno Bruto de muchos países de América Latina. ¿Tiene el Diálogo Interamericano de Desarrollo, porcentajes de si la gente ahorra con estos ingresos?

M.O: El 60% de los hogares que reciben remesas ahorran a nivel mundial. En Nicaragua descubrimos que el porcentaje era menor, de un 40-45%. Y en parte es porque el poder de ingreso en Nicaragua es más bajo. Tiene menos capacidad de ahorro. No es que el costo de vida sea más caro, sino que ganan menos. El reto es como formalizar los ahorros.

En un estudio sobre Guatemala ustedes dicen que la dependencia no es demasiado fuerte como se piensa.  Es menor de lo que se piensa, menos del 40% de todos los ingresos que obtienen en ese país. Estos datos, ¿se pueden extrapolar al resto de Latinoamérica?

M.O: Yo creo que se puede generalizar que la gente tiene una dependencia del 60% de sus ingresos en las remesas en todo el continente. Cuando vemos el ingreso total y el ingreso de remesas viene siendo alrededor de un 45% de dependencia de las remesas, es relativamente fuerte porque quien no tiene un trabajo tiene las remesas. La forma de verlo es si se quita el ingreso de las remesas el ingreso simplemente sería un 15%, muy bajo.

¿Cuál debería de ser el reto para que la gente ahorre?, ¿Cómo crear una cultura del ahorro? La economía del conocimiento, ¿en qué consiste?

M.O: Consiste en básicamente en tratar de expandir un mercado que existe, es latente, pero no es real; en el sentido de que las economías en general tienen diferentes factores de crecimiento económico. En casos de muchos países hay servicios asociados a capital humano donde se puede focalizar la cadena de valores y aumentar la productividad, esto es lo que nosotros llamamos la economía del conocimiento. Por ejemplo, educadores, consultores, gente que maneja tecnologías, personas como ustedes periodistas que le agregan valor a la producción mediante el conocimiento. El conocimiento es clave hoy en día para conocer mejor qué cosas son más innovadoras que te permitan maximizar tu producción. Entonces lo que hemos hecho es formalizar el ahorro en el sistema financiero, invertir en emprendedores y se financian créditos con asesorías técnicas para saber competir.

¿Estos créditos están dirigido a un sector en específico?

M.O: Son educadores, consultores, gente que administra cyber cafés, asesores. Son empresas que tienen negocios comerciales pero que necesitan fortalecer su capacidad agregándole valor mediante las tecnologías.

Las mujeres son la mitad del total de la población migrante, son quienes se quedan a cargo del cuidado del resto de la familia, ¿cómo pueden crearse un hábito de ahorro para no gastar lo que les queda de las remesas?

M:O El porcentaje es un poco menor de las mujeres porque tienen más obligaciones y eso las penaliza de alguna manera. Tienen más obligaciones porque asumen más responsabilidades con otros miembros de las familias. Pero lo importante es que preserves servicios financieros por ejemplo, programas de jubilación que garanticen su vejez a largo plazo. Ayudarlas a montar un negocio siempre y cuando sepan cómo crecer en ese negocio por encima del empleo que tienen en ese momento porque si no tiende  a fracasar y fuera del mercado laboral dentro de unos años. Lo otro es capacitarse en formación ya sea con nuevas habilidades o terminar la universidad.

Foto destacada: diario El Mundo, San Salvador, El Salvador. Dato: Banco Mundial

 

Anuncios

2 comentarios sobre “Detrás de ellas, hay personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s