De cosas apiladas y consumo

Por Mirna Velásquez y Tamara Morales

Hacer este post fue un verdadero ejercicio de sinceridad con nosotras mismas. Nos propusimos hablar sobre el consumismo, no desde fuera, sino desde nuestra intimidad, nuestras experiencias y nuestro día a día. Luego, buscamos gente en centros comerciales, hablamos con ella y decidimos contárserlos justo a inicio de este mes, cuando estamos a punto de perder los estribos y comprar se eleva a la máxima potencia.

Sin ninguna vergüenza, pero con tantas ganas de mejorar nuestra forma de gastar o invertir el dinero, realizamos este vídeo en el que te dejamos entrar en nuestros hogares, para ver ¿cuántas cosas inútiles y tontas compramos y guardamos en nuestros armarios?

¿Ser consumista es cuestión del país donde vivas? ¿Se es más consumista en un país que en otro? Depende. Puede que al vivir en Estados Unidos o en países más ricos estés más expuesto a las “seducciones” del mercado, pero también puede que no. Al final se trata de una decisión personal determinada por el dinero que una/o tenga disponible y cómo quiera emplearlo.

Lo que no podemos dejar de decir es que el sistema nos ha machacado el cerebro con que está bien gastar y gastar. Se ha inventado hasta lo más impensable e improductivo y nos lo sirven “aderezado” para hacernos creer que lo necesitamos. Aquí caben lo que nosotras llamamos “inventos tontos del desarrollo”. Los buzones se llenan de publicidad de supermercados y tiendas con descuentos tentadores, incluso, te hacen organizarte para que sepas que ‘x’ día habrá tal o cual producto y debes “aprovechar”. El asunto es que quizás sólo necesitemos un producto específico del catálogo, pero ya puestos, tenemos un desliz y nos llevamos a casa otras cosas que realmente no esperábamos comprar.

¿Compramos realmente por necesidad o por deseo? Esa es la pregunta que debemos hacernos según las y los expertos en finanzas personales. Esta pequeña encuesta realizada en la semana del ya mundialmente famoso y globalizado Black Friday, nos da una pista. Dale play

El consumismo tiene mucho de la decadencia de la actual sociedad, de las carencias como humanos, de nuestra incapacidad para encontrar la felicidad en lo inmaterial o simplemente no buscar la tan ansiada felicidad, sino, vivir en las personas, no en las cosas. Incluso, es una patología. La oniomanía o compras compulsivas, tienen que ver con el control del impulso y está asociado a componentes afectivos emocionales. La conducta de compra tiene un efecto reforzador en el individuo y a pesar de que está vinculada a la compensación emocional y funcional, no está relacionado a ese mismo proceso emocional, dijo a Ciudalatina el psicólogo español Carlos Lavarello.

11202579_10206690560080863_412482466074853081_n
Carlos Lavarello, psicólogo. Foto: Cortesía

Ciertas personas no se resisten frente a un escaparate, van y compran sin pensar que se quedarán sin plata el resto del mes. Es una válvula de escape se intenta recompensar una disfunción emocional con una recompensa, -el objeto- que no creará una solución al origen de un problema, dice Lavarello. Da una respuesta sensorial afectivo, lúdico, efecto placebo.

La psicología y el comportamiento del consumidor se vinculan con procesos cognitivos como la memoria, la atención, la percepción, la escala de valores y componentes de personalidad que se relacionan con emociones que ayudan a definir la elección de un producto con el que te identificas, explica. “No solo por el diseño de la letra sino por el mismo diseño de un producto; más que todo por la sensorialidad que pueda tener”.

Agrega, que la publicidad nos crea adicciones y hábitos de consumo que no necesitamos. Los estudios de mercados de las empresas facilitan conocer cómo procesamos la información, “ellos saben cómo dar en el clavo para sentirte identificado con la marca. Por ejemplo, yo elijo tal cerveza porque el spot publicitario transmite unos valores con el cual estoy de acuerdo implícitamente, pero no soy consciente”, plantea.

Y bien, aunque nosotras no somos modelos a seguir, ni pretendemos dar consejos, te contamos lo que hacemos a nivel personal para evitar caer en las compras inútiles que luego nos dejan un peso en la conciencia o nos llenan la casa, ocupando espacio o peor aún, son una pérdida de dinero.

Mirna: “Presto atención a lo que hago”

Tamara: “Mis prácticas como consumidora”

 

Anuncios

16 comentarios sobre “De cosas apiladas y consumo

  1. Mirna Velásquez y Tamara Morales, Saludos amigas, lei el articulo “De cosas apiladas y consumo” y me pareció muy buenos los consejos de ustedes, para evitar gastar nuestro dinero en cosas tan superfluas que no necesitamos y que a veces nos dejamos llevar por la publicidad. Pero bueno les digo sinceramente, que es lindo tener dinero en nuestras manos y comprarnos lo que nos gusta, unos buenos zapatos, una buena camisa, una buena colonia, un buen pantalón, un buen carro, viajar, pasar vacaciones en lugar agradable, pero creo que estas compras se deben hacer de acuerdo a nuestras necesidades y de acuerdo a nuestro presupuesto..

    Le gusta a 1 persona

    1. Claro que si Manuel. El punto está en no caer en las garras del mercado, de la publicidad que nos crea hábitos de consumo que no necesitamos. No debemos de saciar esas carencias con cosas materiales. Después andas el bolsillo pelado.
      Tamara 😉

      Me gusta

    2. Hola Manuel. Qué sabroso verte visitar el blog y dejarnos tu comentario.
      Estoy de acuerdo con vos, Manuel. Claro que es lindo tener dinero y no vivir tan apretado/as económicamente hablando. Todo eso que mencionas yo lo veo como inversiones de vida. Viajar es una inversión para mi y comprarse algo de buena calidad al final te hace ahorrar. El tema está en hacer un consumo responsable, que en definitiva nos hará más felices.
      Un saludo y un abrazo.
      Mirna

      Me gusta

  2. Precioso y sabio artículo chicas, me súper encanta su enfoque(en cada uno de sus artículos publicados)totalmente de acuerdo con ustedes. El mercadeo de los productos no hacen más que crearnos necesidades inexistentes especialmente en esta época del año.

    Me gusta

    1. Gracias Crhis George. Me encanta que te “súper encanta” el enfoque del artículo y del resto que publicamos. Es una palmadita en la espalda 😉
      Esperamos que disfrutes siempre de la lectura del blog y que nos dejes tus comentarios.
      Siempre hay una oportunidad para empezar a cambiar los hábitos de consumo -o mal hábitos-. Después la conciencia se siente limpia, como que se respira mejor, no?.
      Un saludo y un abrazo.
      Mirna

      Me gusta

  3. Me ha gustado mucho esta entrada niñas. Yo llevo un rato pensando en un reto personal relacionado con ello. No lo he asumido públicamente porque es duro retenerse. Pero les cuento que me asfixian las tiendas, de un tiempo para acá rechazo ir de compras…. estoy en metamorfosis…

    Le gusta a 1 persona

    1. Sí que es duro. Yo creo que al final es una lucha contra el sistema y contra una parte de una misma, que está influenciada por la publicidad.
      Ánimo. Si ya rechazás las tiendas es una buena señal de que vas por buen camino.
      Yo evito ir a centros comerciales, excepto cuando tengo que comprar algo específico. Aprendí que cuando voy a comprar debo saber exactamente qué es lo que voy a comprar y no me salgo de la lista de la compra, igual en el supermercado.
      Me encanta esa metamorfosis. Lo importante es comenzar y ser conscientes.
      Abrazos María Xavier.
      Mirna

      Le gusta a 1 persona

  4. Hola amigas me siento plenamente identificada, siempre cosas (ropa y accesorios) caras y después los regalos. A veces los vendo, pero uhh súper baratos.
    Este artículo me orienta a un propósito, empezar desde hoy cero deudas, no esperar hasta el próximo año, porque nunca empezás.
    He aprendido que siempre es lo mismo, cierro y abro el año palmada (sin dinero)
    Les comparto mi meta: ahorrar y a finales de año viajar. A lo mejor busco Europa.

    Le gusta a 1 persona

  5. Hola Ecjarquin!. Gracias por ser tan sincera!. Te acompaño en tu propósito. Si cumples tu meta de ahorrar y viajar, estaré más que contenta de ver que lo has conseguido! Si lo logras, aquí te espero, para hacerte de guía 😉 jajaja.
    Abrazos
    Mirna

    Me gusta

  6. Tienen mucha razon. Me gusto mucho este articulo en verdad. Gracias.
    Hoy es mu dificil esconderse de la tentacion de compara algo, la internet es el mayor instrumento de penetracion de mercados, nada de esto es gratis, todas las paginas tienen algo de publicidad en un producto. Lo importante es seguir los consejos que ustedes estan dando.

    Le gusta a 1 persona

    1. Nos crean hábitos de consumo que no necesitamos ni están acordes a nuestros estilos de vida Pedro. Yo compro menos comida por ejemplo y no es que no quiera gastar sino que aún tengo almacenada en los muebles de la cocina y hasta no acabar no vuelvo a reponer. Antes compraba en línea según yo porque es más cómodo pero no me da la sensación de comparar precio – calidad. Me voy al supermercado o tiendas como siempre! Gracias por leernos. Tamara

      Me gusta

  7. Es lo que llamamos compradores compulsivos, compran de todo aunque no lo vayan a utilizar y de eso se vale la mercadotecnia moderna, crear fiticias necesidades para que hayan consumidores extremos. Eso depende de la psicología del conumidor y su forma cultural en la que ha sido formado y forjado desde su infancia en el hogar por sus padres y parientes.

    Le gusta a 1 persona

    1. Totalmente de acuerdo Juan García. Agregaría otra cosa: no por tener más te da más estatus. No por andar a la última moda te hace mejor persona. O tener el montón de aparatos electrónicos. También es terrible pensar que tiramos comida habiendo un montón de gente que no tienen los tres tiempos garantizados. Esto da para escribir más. Gracias por leernos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s