Con la historia, soy crítica también

Por Tamara Morales Orozco

Evidentemente, el color de mi piel, mi estatura, mi pelo y mis ojos, entre otras características, definen mi identidad. Soy una mestiza, latinoamericana; aspectos que me diferencian del resto de la población autóctona de España, donde prevalece la piel blanca.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Tamara Morales Orozco. Periodista y bloguera

Mi bisabuela paterna era del pueblo indígena Sutiava ubicado en el municipio de León, en el occidente de Nicaragua. En esta ciudad, aún quedan vestigios de comunidades indígenas. Era alta, de contextura gruesa, de piel negra, pelo liso negro y ojos también negros; tenía  rasgos propios de una indígena. Entretanto, mi abuela materna es pelo negro -apenas se le ven las canas-, rizo, ojos grandes (como las y los hindúes) y su tez es morena clara. Definitivamente soy el resultado de una mezcla con énfasis en la vertiente paterna. Esto del árbol genealógico es un tema que se los contaré en otro momento.

Como a leguas se nota que soy de #América, nunca faltó en la ciudad donde vivo en La Coruña, España, quien me preguntara, ¿Ahí aún andan en tapa rabos, verdad? Bromas o no, se me revolvía el estómago cuando escuchaba frases como éstas. Al principio me quedaba pasmada por el pensamiento anacrónico de algunas personas. En mis adentros me preguntaba si todo el mundo pensaba de esa forma. En clases académicas también un poco de lo mismo: te ven como de segunda categoría. Sé de amistades que realizando sus prácticas en Madrid, también les ocurrió algo parecido. No pretendo herir susceptibilidades ni soy resentida, pero hay una superioridad y altanería que de cuajo se las quita un inglés.

Hubo momentos, en una cafetería donde trabajé, que la discusión se ponía acalorada, el ambiente se caldeaba y prefería zanjar el tema, cuando de la conquista discutíamos. Salían a flote cosas como que gracias a la conquista somos “civilizados”, compartimos su idioma (herencia amable recibida), de las matanzas y lo violenta que fue, eran aspectos del debate. Siempre que vuelve el #12DeOctubre, salen publicaciones sobre la conmemoración de esta fecha, unas a favor, otras en contra. Pocas veces escucho voces críticas de lo ocurrido.

Miguel Á. Delgado en un artículo La Hispanidad, ¿un genocidio encubierto?, publicado en el diario El Español nombra a Emilio Castelar un historiador, político, escritor y presidente del Poder Ejecutivo de la Primera República de España, entre 1873 y 1874, quien en su libro Historia de la conquista de América, se lamenta de “la ingratitud que suponía que las naciones surgidas de las antiguas colonias españolas se manifestaran tan poco agradecidas con la herencia recibida”. Me puso los pelos de punta este escrito, han pasado más de doscientos años desde que se publicó, y  seguimos recurriendo a pensamientos arcaicos y obsoletos que más bien provocan rechazo.

espanoles-con-indigenas
Columbus que llega por primera vez a América, es recibido por los habitantes  y es honrado con muchos regalos. Foto: http://digital.lib.uh.edu

La historia no se puede borrar. Las masacres, asesinatos, amputaciones de manos y pies, heridas curadas con aceite hirviendo, violaciones, entre otros crímenes, están en los libros y “parecen sacados de una mente perturbada dijo al diario El Confidencial Antonio Espino López, catedrático de Historia Moderna en la Universidad Autónoma de Barcelona y especialista en Historia Militar. Propone una mirada sin prejuicios de la colonización hispana en su libro La conquista de América: Una revisión crítica.

No pretendo levantar ampollas pero coincido con Espino cuando explica que a los historiadores les hace falta tener posiciones más críticas con respecto a las hazañas que ocurrieron en América. Es que “mostrarse crítico con las hazañas hispanas era sinónimo de ser un mal español”, analiza.

es-wahooart-com-theodore-de-bry-jefe-saturiba-va-a-la-guerra

Columbus que llega por primera vez a América, es recibido por los habitantes  y es honrado con muchos regalos. Foto: http://digital.lib.uh.edu

Ser mal o buen español no tiene nada que ver con decir las cosas tal cual pasaron en la  conquista. Entonces, ¿qué visión tienen los españoles y españolas en la actualidad?, ¿creen que es motivo de conmemorar o no el #12DeOctubre? Lo consulté con algunos de ellos, y esto respondieron. Dale play al audio:

 

Creo que aunque este país me ha acogido tengo que decir que hay facturas pendientes con los descendientes de las poblaciones aborígenes. El poema de nuestro escritor nicaragüense Rubén Darío, A Colón es un lamento con altas dosis de crítica dirigido, no solo a Colón, sino también al resto de conquistadores y a la propia sociedad contemporánea española y de los países hispanoamericanos de su época. Definitivamente, Darío tus líneas siguen más vigentes que nunca. Fuiste una de las voces pioneras e impulsoras del nosotros hispanoamericano, reafirmando  lazos de cultura, economía e intereses sociopolíticos de  la región. A veces siento que somos injustos/as con nuestros ancestros, sólo nos acordamos de lo sucedido cada  #12DeOctubre. Vieran qué bonito es converger distintas nacionalidades con distintas fisionomía, acentos y lenguas. ¡La identidad nos llama y nos junta!

Te comparto las primeras dos primeras estrofas del poema:

A Colón

¡Desgraciado Almirante! Tu pobre América,
tu india virgen y hermosa de sangre cálida,
la perla de tus sueños, es una histérica
de convulsivos nervios y frente pálida.

Un desastroso espirítu posee tu tierra:
donde la tribu unida blandió sus mazas,
hoy se enciende entre hermanos perpetua guerra,
se hieren y destrozan las mismas razas.

Foto destacada: grabados de Theodor de Bry. Grabador, autor, coautor y editor de libros ocultistas y de historia de América.
Anuncios

2 comentarios sobre “Con la historia, soy crítica también

  1. Personalmente me resulta increíble y decepcionante que muchos españoles y españolas no sean capaces de ponerse en los zapatos de los indígenas y consideren que la colonización como un hecho que engrandeció a España. Al fin y al cabo, no supieron manejar la riqueza que saquearon y la depositaron en altares. Ridículez total.
    Saludos Patricia. Siempre es un placer tener un comentario tuyo en el blog.
    Abrazos
    Mirna

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s