Nadia, la cafeína y su negocio

Ponle cafeína a tu negocioPor Mirna Velásquez S.

Mi intuición me decía que había algo más en ella y tenía que descubrirlo. Con el ataque de emoción que me produce encontrar nuevas amistades me puse a “clickear” hasta llegar a su web www.cafeinaparasunegocio.com y, al final, acabamos teniendo una conversación vía Skype que promete convertirse en una amistad.

Ella desde Leipzig, Alemania, me transmitía esa energía rica que se agradece y a la vez una paz contagiosa. Me impresionó su currículum y su sencillez, así en ese orden.

Nadia Arévalo Muñoz es nicaragüense, abogada, con experiencia en asesoría de empresas. Fue cuando la conocí que me detuve a pensar realmente en cuánto esfuerzo hace un/a profesional para hacerse un hueco en el extranjero. Normalmente se escucha hablar hasta el cansancio de las dificultades para quien emigra, ¿pero qué tal la gente que no renuncia a su carrera y emigra para ejercer su profesión sea como sea? Me atrevo a decir que la lucha es épica.

Ella es parte de ese porcentaje que ha emigrado a Europa para estudiar y luego opta por quedarse. Obtuvo una beca en Alemania para estudiar una maestría en Administración de Empresas con enfoque en desarrollo de pequeñas y medianas empresas (Pymes). Al concluir empezó la verdadera aventura. Alemania ha apostado por contratar profesionales y técnicos extranjeros, es decir, quien culmina sin problemas sus estudios puede obtener una visa  para trabajar. Nadia decidió probar  y ¡ vaya que le ha costado !.

“Todo fue muy difícil porque, a pesar de que mis estudios fueron en inglés y mi nivel de alemán era intermedio, los trabajos a los que aplicaba requerían de un nivel alto del idioma. Además, en varias ocasiones las empresas prefieren contratar profesionales con nacionalidad europea porque así no se meten en el tema de apoyar a un profesional con la visa de trabajo”, dice.

CITA FALLOS NADIA
Aproveché para pedirle unos consejos a Nadia y este dato me pareció importante para las y los empresarios.

Llegadas a este punto, le pregunto si es casada, pues intuyo que el apoyo de la pareja es primordial para aguantar y no claudicar cuando no se abren las puertas. Y sí, su esposo es alemán, se conocieron en Alemania, la apoya cien por ciento, sobre todo en los momentos no tan buenos, me comenta.

Acabo de darme cuenta que no he mencionado aún que Nadia es dueña de Cafeína para su Negocio, su proyecto personal en el que se ha entregado toda dando tips, sugerencias, consejos y asesorías. Surgió después de encontrar tantas puertas cerradas.

CITA 1 NADIA
Empresaria/os, quédense con este dato.

“Me gusta emprender y nunca dejarme vencer por los tropiezos y la experiencia me dijo voy a empezar algo a través del cual pueda aplicar lo aprendido en el máster y la oportunidad de estar viviendo en el extranjero. En Alemania y en Europa, podría afirmar que los productos procedentes de países en vías de desarrollo son demandados. Ahí fue cuando hice Cafeína para su negocio y me inscribí como consultora independiente para ofrecer mis asesorías”, afirma. En síntesis la fórmula que le ha funcionado para ser un puente entre las pymes latinas y el mercado europeo es ser consultora independiente o freelancer, usar las redes sociales, ofrecer información valiosa, apuntar a los proyectos de la cooperación europea y vivir en Alemania.

“En Alemania lo hago con el propósito de asesorar pymes latinas que quieran exportar a Europa y a las empresas alemanas que tengan interés en el mercado latino”, explica. Su emprendimiento ha visto frutos, ha ofrecido asesoría a la Cooperación Internacional Alemana, (GIZ, por sus siglas en alemán), en un proyecto de apoyo a las pymes del sector madera y mueble. En el 2015 apoyó la participación de un grupo de Mipymes en la feria Interzum, líder en su gremio.

Desde luego su empresa tiene dos grandes fortalezas: una, sus servicios son ofrecidos por ella misma y dos, es una profesional que conoce la realidad de las pymes y la calidad de los productos. “Creo en lo que produce Latinoamérica y considero que ese valor es bien pagado en Europa. Vivir en Alemania me ha enseñado mucho a nivel personal y profesional en conocer la cultura y el mercado de este país. Es un país cuyo poder adquisitivo es muy alto y está preparado para recibir y adquirir productos de calidad producidos en nuestros países”.

CITA TEXTUAL NADIA A.

-¿Cómo es vivir en Alemania? –le pregunto.

Alemania y los alemanes son personas muy agradables y educadas. El país es muy ordenado y todo sigue su orden hasta por donde se camina jajaja. Son gente seria y no muy expresiva pero lo compensan con la educación, el orden y la puntualidad y eso me encanta. Son gentes muy trabajadoras y disciplinadas. La verdad que este país me gustó desde el momento que enseñé mi pasaporte en migración y el funcionario me dijo Herzlichen Willkommen, -responde.

Esta  entrevista tuvimos que posponerla un par de veces. Primero, porque Nadia estaba a punto de dar a luz a su primer bebé y después, ya se imaginan, había que esperar a que el bebé durmiera. Me cuenta que sus días son ajetreados pero divertidos, ahora tiene más energía que antes de ser mamá. Su esposo y ella se dividen las tareas de la casa, sobre todo con el niño, lo cual le permite dedicarle tiempo a inyectarle cafeína a las empresas. Siempre trabaja desde su casa, a veces por las noches, a veces con una mano en la computadora y otra calmando a su bebé. Cierto es, también, que Alemania es de los pocos países en el mundo donde se puede conciliar la vida laboral y familiar.

Me siento muy identificada con Nadia y su filosofía de encontrar oportunidades en las adversidades. Además, tenemos en común el vicio del café y como toda buena tomadora de café me muero de la curiosidad por saber ¿qué marca de café usa?

“Café Las Flores”, dice. (Esto no es publicidad, es información privilegiada 😉 ). Su madre se encarga de enviárselo desde Nicaragua. Y cuando se acaba busca alguna que otra marca alemana, lo más cercana al sabor del café nica. Les dejo una selección fotográfica cortesía de Nadia, en la que ella se muestra en sus distintas facetas. Y a vos, Nadia, te felicito. He aprendido mucho de vos y ¡me encanta conocerte!

Anuncios

9 comentarios sobre “Nadia, la cafeína y su negocio

  1. Que orgullo , que una Nicaragüense tenga ese ímpetu de montar su propia empresa, trabajar duro por ella y triunfar. Creo que muchos tenemos la ambición de emprender algo, pero como dice; al enterarnos de las trabas burocráticas nos echamos para atrás y no continuamos. Alemania creo es de los países más complicados en el tema de los negocios, porque allí o se hacen bien las cosas o no se hace y eso le da más méritos a esta emprendedora.
    Felicidades Nadia Arévalo Muñoz y de verdad eres un ejemplo a seguir.
    Gracias Ciudad Latina por esta entrada y por dar a conocer la gente buena y capaz que salió de Nicaragua.

    Le gusta a 2 personas

    1. Gracias por tu comentario, Francisco. Los nicaraguensese tenemos mucho que ofrecer al mundo. Solo hay que trabajar un poco màs para competir y concentrarnos ne la inversiòn. He conocido emprendedores que quieren exportar y se detienen por detalles que solo requieren de mucha paciencia. Y como extranjera (nica) en Alemania me siento con el compromiso de vencer esa barrera. Altos y bajos, caer y levantar, reiniciar y reiniciar. No es fàcil pero no hay que dejar de soñar. Te mando muchos saludos desde Leipzig, Alemania.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s