Carta abierta a mi mama

Por Mirna Velásquez S.

Gran Canaria, España. Mayo 2016

Mi muy querida mama,

Diseño: M. Velásquez

No quiero dejar escapar la emoción que me provoca escribirle en este instante en el que las palabras brotan sin esfuerzo. Supongo que el mes de mayo, tan simbólico y significativo para usted me ha empujado a sentarme de una vez para contarle  una parte de mi experiencia como mamá. Así, sin adjetivos.

Hay momentos en mi vida en que la he echado de menos, como en mi adolescencia y en mi transición a la adultez, pero nunca antes sentí el ardor de su ausencia como el día del parto de mi hijo, su nieto.

Así ve su nieto a la familia. Este es su primer dibujo.
Así ve su nieto a la familia. Este es su primer dibujo de la familia completa, a sus tres añitos.

Usted que me conoce bien, sabe con certeza de mi ímpetu por la vida y de mi sobre-esfuerzo en los momentos en que más frágil me he sentido. En aquella sala de parto, agarrada a las sábanas de la cama que me sostenía y frente a dos desconocidas que, durante horas, me pedían empujar con todas mis fuerzas, vi salir la cabecita de mi bebé, quien segundos después se desplegó sobre mi pecho, tendido boca abajo.

Recuerdo con exactitud la habitación del hospital a donde me recuperé, la cunita del bebé, los primeros calcetines, el primer pañal, la primera amamantada y, por algún motivo, recuerdo la ventana diminuta que dejaba ver a través del cristal, la enormidad del mar, el mismo mar que ahora nos separa. Ahí sentí el verdadero significado de la soledad maternal.

¡Cuánto deseaba tenerla a mi lado! Verla sonreír cargando en brazos a su nieto o decirme, por ejemplo, si debía o no tomar una ducha después de una extenuante jornada de parto. O, mejor aún, esa larga lista de creencias que toda mujer recién ‘alumbrada’ debe saber.

Google ha respondido a mis dudas de mamá inexperta y tiro mucho de la intuición de madre, que nunca falla.

Si, ya sé que soy testaruda y cabeza dura, que sólo aprendo de las cosas más importantes de la vida cuando lo experimento con mi propia vida y es por eso que ahora puedo ver cuánto demérito hacia las mamás pulula en el ambiente. Tengo una ligera idea de lo que significa haber parido ocho hijos en el cuarto viejo de la casa donde crecí, con la sola ayuda de doña Tina, la partera de toda la vida, que cortó el cordón umbilical de mis siete hermanos y hermanas. Puedo entender sus frustraciones y de dónde emanó toda esa energía de madre soltera para hacer que todos fuéramos a la universidad.

Creo que nunca vi cosa más difícil que la maternidad. Me duelen los brazos de recordar aquellos mis primeros días empujando el carrito del bebé con una mano y con la otra cargar la compra de la semana en el supermercado. Supongo que eso no será nada frente a otras mujeres pero a mí, particularmente, me ha marcado tener que vivir esta experiencia tan fuerte, estando tan lejos, sin usted, sin familia que me ayude, sin  las amigas de toda la vida que siempre dan una mano, sin la palabra sabia de la abuela, sin su aliciente para los momentos en que me vengo abajo, en fin, sin su calor.

Foto: M. Velásquez
Foto: M. Velásquez

Sé que este día es demasiado grande para usted, que prefiere que no haya llamadas de felicitaciones ni agasajos, que la emoción puede más, así que le dejo esta pequeña carta en la que nada más quiero agradecerle los años que dedicó a enseñarme a comprender las cosas que ni la escuela ni la universidad enseñan, y sobre todo, agradecerle su enorme paciencia.

Feliz día de la madre, mama.

Cariños.

Mirna

P.D. Mi amiga Tamara se dio a la tarea de elaborar este bonito diseño en el que resume cuántas de nosotras, madres latinas, estamos de fiesta en este mes.

Diseño: T.Morales
Diseño: T.Morales
Anuncios

12 comentarios sobre “Carta abierta a mi mama

  1. Ufffffffff Flaquita de mi corazon !
    Me hicistes poner el corazon chiquito y emocionado, imaginando a tu mami y a vos.
    Tenes tanta razon, que me parece imposible que alguien haya plasmado tanta verdad.
    Un beso mi Flaqui querida !
    Patri.

    Le gusta a 1 persona

  2. Hay amiga soy bien llorona me hicistes llorar pero es que recuerdo tantas cosas bonitas que vivimos en nuestro pueblo. Saber que estas tan lejos. Felicidades!!! amiga en este día, para tu mami tambien que es una gran mujer. Sabes que ustedes forman parte de nuestra familia se les quiere mucho.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s