Soy ama de casa ¿y qué?

Por Mirna Velásquez Sevilla

La casa empezó a tener otro aire. Olía a hogar, estaba limpia y ordenada. Mi presencia era más que evidente. Desarrollé una sensibilidad por la cocina que me permitió preparar platos “casi de chef”. Después llegó el bebé. Me privé de todas esas cosas que tanto me gustaban como ir al cine por la noche. Mi rutina de mujer independiente cambió por la de mamá y ama de casa. Me sentía muy a gusto a pesar del cansancio acumulado de dos años sin dormir de un solo tirón.

Inesperadamente, empecé a sentirme incómoda, inútil. La explicación la encontré rápido y supe que mi empeño de toda la vida por ser una mujer independiente me estaba pasando factura. Me martillaba el hecho de que no estuviese aportando dinero para la casa y que la carga económica recayera sobre mi pareja. Me entró un bajón emocional.

80%
La situación de las mujeres latinoamericanas es similar a la de otros continentes. M. Velásquez

Mis días empezaron a ser más pesados. No me sentía realizada y no entendía ¿por qué?. Hablé sobre el tema con una gran amiga que tiene un doctorado en su currículum, casada, con dos hijos y también ama de casa. Me comentó que ella sentía exactamente lo mismo. Es como si no valió de nada haberse dejado la piel para ir a la universidad para ser dueñas de nuestra propia vida, de ser mujeres trabajadoras, que pagan impuestos, de conocer el mundo y ser “alguien”. Entonces, ¿para qué haber estudiado si al final terminaríamos en una casa, limpiando, cocinando, lavando y planchando? (por resumirlo de modo peyorativo).

¿Cuánto ahorra una mujer?
Si hacemos números ¿qué tal este dato? M.Velásquez

Ser ama de casa tiene mucho de soledad, la mente es un motor a todo vapor, se piensan mil cosas en un minuto. Es un no parar de ideas y una necesidad constante de hacer cosas “útiles”. Me esforcé en hacer perfectas todas las labores de una casa, forcé físicamente al cuerpo para rendir más y auto-convencerme de no sé qué o de mostrar lo “increíble” que soy.

Aparte de velar por mi hijo busqué el tiempo para aprender nuevas cosas y fue así que aprendí a bordar, a filmar, a editar, a hacer manualidades, a descubrir el mundo de la comunicación digital y todavía tengo otra larga lista de cosas esperando para aprender. Parece que caló en mi la idea machista de que ser una ama casa te baja de nivel, principalmente porque “no soy económicamente activa” y lo peor (o lo mejor) de todo es que no sabía esa parte de mi. Todavía tengo muchas cosas que desaprender.

presupuesto1
Los datos de este gráfico corresponden a la realidad salarial de Estados Unidos. Sin embargo, los números son muy similares en Europa. Fuente: BID/M.Velásquez

Empecé por aceptar que hay machismo en mi subconsciente. Y empecé una especie de terapia conmigo misma. He ido comprendiendo que para la gente la palabra “éxito” es tan importante como la vida misma y el éxito se mide por los logros profesionales, materiales y sobre todo, económicos. Pero el éxito no tiene nada qué ver con el hecho de hacer algo valioso.

¿Qué puede ser más valioso para este mundo que entregarle a un hijo educado plenamente a conciencia?, ¿acaso no es más valioso asumir una educación integral para un niño o niña y dedicarle tiempo a construir una persona?. El machismo nos ha corroído hasta lo más profundo de nuestro ser. Está tan metido dentro de nosotras, que cuesta mucho darse cuenta y entender el valor que tienen esas cosas que parecen pequeñas, que no generan dinero pero que al fin y al cabo, son esos detalles que generan el cambio y transforman el mundo.

¡Ah!, sólo una cosa más: si sos mujer, ama de casa,  no renunciés a tus sueños y proyección personal porque no somos sinónimo de “abnegadas”.

DSC_0278
Para la sociedad machista. Para quienes piensan que las amas de casas somos mantenidas, para los que piensan que somos “boludas”, para los ignorantes. ¡Esa soy YO! Foto: M.Riggi

Anuncios

42 comentarios sobre “Soy ama de casa ¿y qué?

  1. Me ha gustado mucho! creo que todas las que hemos pasado por “casa” nos hemos sentido así y no se vale porque es como comer caramelos en el infierno. Al carajo con ese compelo, creo que una ama de casa que siempre se esté cultivando en otras áreas de aprendizaje es igual a darse amor propio y a no abandonarse. Yo tuve una catarsis parecida en mi blog hace algunos años y justo la acabo de re-bloguear, se llama Gracias Virginia Woolf: https://mujerurbanablog.wordpress.com/2013/05/24/gracias-virginia-woolf/

    Le gusta a 1 persona

    1. Vengo de leer tu post Gracias Virginia Woolf. A veces me sorprende el grado de conexión que se puede tener con una persona. Llevo meses esperando leer ese artículo tuyo, porque un día lo ojeé rápidamente y por esas cosas de madre ocupada, no pude leerlo. Gracias por traerlo a Ciudalatina. Con cada escrito tuyo se aprende un montón y éste, sin duda es uno de ellos. Abrazos Mujer Urbana.
      Mirna

      Le gusta a 1 persona

  2. Me siento tan identificada , lo he leído tres veces ya. Soy madre y profesional y he pasado por esa etapa tan hermosa y dura a la vez. Mil preguntas y auto cuestionamiento. Sigo en esa lucha

    Me gusta

    1. Al principio yo pensaba que me pasaba sólo a mi. Fue hasta que hablé con otras mujeres que me di cuenta que nos pasa a casi todas. Es una de los retos más difíciles que he vivido y me siento feliz de saber que este artículo ha provocado la reflexión. Saludos Erika.
      Mirna

      Me gusta

  3. Mirnaaaaa!!! Me encantó!!! Un fresco relato, bien contadito con la realidad… en todas partes del mundo ser ama de casa es sinónimo de “No hacer nada”, pero en realidad se trabaja muchísimo y se es fructífero. Mi madre siempre fue ama de casa pero te puedo asegurar que crió, bien criados a seis hijos y que nada nos faltó en casa.
    Un fuerte abrazo en la distancia!!!
    Aura Torres

    Me gusta

    1. ¡Hola Aura!. Cada vez que pienso en el trabajo de la casa y la familia que he visto hacer a las mujeres más cercanas, empezando por mi mama, me da rabia. Todo el mundo e históricamente hemos rebajado el verdadero valor y la importancia de ellas. Antes creía que el periodismo era un trabajo difícil, ahora puedo asegurar 100% que el trabajo de madre y ama de casa es mil veces más duro. Gracias por tu visita al blog y acuso recibo de tu abrazo. Besos.
      Mirna

      Me gusta

    1. Mientras haya más espacios para hacer llegar el mensaje de las mujeres, mejor. Estar en las redes de El Blog de tu Madre será una oportunidad para llegar a más gente. Gracias Maryo felicidades por el gran trabajo que están haciendo ustedes con su blog. Abrazos.
      Mirna

      Me gusta

  4. Hace un par de años me encontré en la pulpería de la esquina a una vecina que vi crecer desde que era una niña. Me preguntó qué cosas me gustaba hacer, o más bien, cuáles eran las cosas que me salían mejor hacer. Después de meditar un poco le dije que me gustaba repensar lo que iba a escribir en una demanda (soy abogado), que también era bueno para recordar fechas y títulos de canciones y que me gustaba mucho leer, más que escribir. Mi amiga me quedó viendo, como esperando más, entonces le dije: ¿Y a vos? ¿Qué es lo que te sale mejor?. Y ella respondió: “A mí me encanta cocinar, planchar (plancho muy bien) y cuidar a mis hijos. También sé bordar y hacer manualidades, ¡Me encanta todo eso! No sé qué sería mi vida si no hiciera esas cosas”. Me dejó sin argumentos. Allí estaba ella, en chinelas, con la piel brillantosa de sudor, orgullosa de su condición de mamá y ama de casa. Viéndola contenta, vi a mi madre que entregó su juventud a sus hijos, superando todas las crisis existenciales sufridas o sobrevenidas.

    Gracias por el post, Mirna, usaré las estadísticas en un juicio de familia para pasarle la factura a un hombre machista que cree que todos los bienes habidos en el matrimonio son de él porque solo él “trabajó”. Saludos!

    Me gusta

    1. Tu comentario me gusta por varias razones, una, que sos hombre y sos consciente del problema que plantea el post. El machismo tiene la facilidad de comerte la autoestima y una ama de casa o como quiera llamársele a quien hace el trabajo doméstico y cría a sus hijos, lucha diariamente contra ese fantasma. Las mujeres a las que nos enseñaron que había que estudiar, como arma para no dejarse pisotear por un hombre y ganar la independencia, tenemos constantes subibajas emocionales por ese motivo (espero que no todas). Por desgracia el mundo lo inventaron así, sostenido en el dinero y nuestro papel en la sociedad es insignificante porque no ‘generamos’ dinero; al contrario, lo gastamos. Tan mal estamos que nos llaman “gastonas” si vamos de compra (o shopping, para ser más ‘chic’). Se valora negativamente el hecho de comprar, cuando intentamos ahorrar.
      Hablar sobre esto pudiera parecer superficial frente a otras realidades de mujeres que no son ni siquiera un cero a la izquierda en otras partes del mundo; pero quise compartirlo porque me resulta tan apasionante tener la oportunidad de criar a mi hijo sin toda esa estupidez inventada por las religiones. Lo disfruto y a la vez aprendo.
      Gracias a la experiencia de estar en la casa he podido valorar más a las mujeres y me siento mejor sabiendo que todo lo que hace una mujer desde su casa, no tiene precio sencillamente porque es incalculable.
      Espero que ganés el jucio y escribás el post. Saludos y abrazos.
      Mirna

      Me gusta

    1. Lo más “cómodo” es llegar a la casa y encontrar todo hecho y se le da a la mujer la tarea exclusiva del hogar. No estoy diciendo nada nuevo, no?. Pero, ¿y si fuera al revés, qué pasaría?, ¿será que los hombres permitirían que todo esa montaña de horas trabajadas no fueran reconocidas?. No más pregunto…

      Me gusta

  5. Me ha gustado el post porque relata la historia del día a día de muchas personas. Solo añadir que es necesario un cambio de mentalidad, la sociedad somos todos, por todos me refiero a cada persona que la conforma. Todos tenemos la responsabilidad de cambiar a la sociedad y ello solo se puede conseguir reflexionando y actuando para modificar la cultura de forma tal que el trabajo en el hogar no lleve una connotación referida a un sexo determinado. Un saludo

    Le gusta a 1 persona

    1. Aunque a veces parezca imposible de lograr ese cambio de mentalidad, estoy convencida que si empezáramos dentro de nuestras casas u hogares, veríamos resultados más rápidos. La educación nace en el hogar, por lo tanto hay que ser más conscientes de ello. Estoy de acuerdo en que el trabajo doméstico no tiene que ser sólo para mujeres o sólo para hombres, es una cuestión de ambos. Cambiar siglos y siglos de machismo también puede hacerse desde el seno de la familia.
      Gracias Angy.

      Me gusta

  6. Hola Tamara, hola Ciudalatina.
    Soy hija de Madre trabajadora a tiempo completo y después de leer el articulo vienen a mi memoria momentos en los que añoraba llegar del cole y que mi mamá estuviera esperándome, consultarle dudas de mis tareas y sobre todo que hubiera comida hecha por ella.
    Conozco varias mujeres que se atrevieron y están experimentando el ser ama de casa, están contentas con los resultados, visibles en la felicidad y mejoras en el desarrollo de sus hijos. Sinceramente lo estoy valorando en conjunto con mi esposo, creo que es lo mejor que les puedo brindar a mis hijos (6 y 3 años) en su infancia, tiempo y atención.
    Saludes y felicidades a todas esas mujeres valientes que trabajan en casa.
    Inés Ibarra

    Le gusta a 1 persona

    1. Cuando leí que añorabas llegar del cole y que te encantaba comerte la comida hecha por tu mamá, me trasladaste. Me vi yo también. Gracias por traerme ese recuerdo. Si están valorando dedicarle tiempo exclusivo a tus hijos les aplaudo. Es una decisión difícil pero al final verás los resultados. Yo me lo planteé por unos años y cuando tenga que volver a mi vida profesional, lo haré. Saludos
      Mirna

      Me gusta

    1. Yo también aprendí con este post. Los datos que aparecen son producto de una búsqueda junto a mi colega Tamara, sobre este tema. ¿A que son impresionantes los datos?. Me alegra mucho saber que nos seguimos mutuamente, porque nosotras también somos fans de tu pasión por los negocios. Abrazos
      Mirna

      Me gusta

  7. Estimada Mirna. Me encantó tu texto y la foto ni se diga. Hay que darle valor a lo que muchas mujeres hacen con éxito, amor y sin ninguna frustración. Abrazos.

    Me gusta

    1. Hola María Mercedes Insurrecta, me gusta que mencionés la foto porque curiosamente, nadie lo ha hecho en el blog, pero sí nos han llegado mensajes privados, expresando que la foto es muy violenta. La intención de esa fotografía es la de provocar. Me alegro mucho leerte y verte visitar el blog.
      Abrazos
      Mirna

      Me gusta

  8. Hola Mirna me gustó este post y tiene mucha razón en lo que están muy mal valorada las amas de casa yo creo que el problema radica muchas veces en nosotras mismas porque no nos valoramos ni nos respetamos tengo la suerte de que mi situación no sea esa como lo he logrado cambiando la mentalidad tengo dos hijos uno de 19 y otro de 14 trabajo de lunes a domingo en mi tienda y en casa las tareas están repartidas cuando estoy lógicamente también hacemos cosas juntos pero la mayor parte del tiempo son mis dos hijos los que se hacen sus cosas y ojo son chicos y no se le caen los anillos por cocinar limpiar poner lavadoras lavar los baños y hacer todas las tareas de la casa y aparte mi hijo mayor me trae la comida a la tienda y también me limpia la tienda no somos perfectos pero yo he inculcado a mis hijos la responsabilidad de ayudar como tendrían que hacerlo todos y no solo cargar a la madre porque ellos son hombres .
    Un beso enorme guapa .💫😘😘😘😘

    Le gusta a 1 persona

    1. ¡Qué gusto leer tu comentario!. Cada vez me convenzo más de que las mujeres tenemos la gran responsabilidad de re-educarnos para educar a nuestros hijos con otra mentalidad. Eso es grandioso. Espero que nuestra generación empiece a hacer el cambio.
      Felicidades por tu trabajo y mil gracias por tu comentario.
      Besitos y abrazos
      Mirna

      Me gusta

  9. Identificada totalmente, yo tengo mis bajones; porque desde los 17 años comencé a trabajar fuera de la casa como maestra; pero tambien integrada y participando en muchas otras actividades. Luego llegué a la etapa más linda de mi vida que fue ser mamá. Siempre que preguntan “¿cuales son los capitulos más lindo de mi vida¿”, mi respuesta siempre es la misma. ” Mis embarazos, mis partos, mis hijos”. Aunque trabajes fuera de la casa, siempre tienes “horas extras ” cuando regresas del trabajo a la casa; aunque tengas a alguien que te ayude y que siempre es una mujer ( asistente y/o empleada domestica ). Luego te conviertes en MAPA y sigues trabajando fuera de la casa y haciendo ” horas extras ” cuando regresas; peleando con el tiempo para darte tiempo para vos misma. Ahora estoy viviendo una nueva etapa con un “mini-petit empresa ” donde trabajamos al mismo nivel con mi esposo; cada uno son sus tareas. Aún asi tengo el “sindrome de mujer dependiente” y ahi algunas veces entra en bajón. Para compensar la nostalgia mi “activismo profesional y cultural ” y mi necesidad de aprender más y cosas nuevas participo en el Club de Lectura de mi localidad, en talleres , cursos. . Pariticipo en las reuniones de la “asociación de amas de casa ” donde he descubierto la profesión ” Ama de Casa” en toda su dimensión. aprendiendo a valorar, respetar, admirar esa profesión. Pero sigo extrañando mi jornada de 14 horas: trabajo dentro y fuera de casa.

    Me gusta

  10. El mundo de la humanidad tiene dos alas una es la mujer y la otra el hombre. El pájaro no podrá volar hasta que no estén equilibradas. De los escritos bahais

    Desde mi punto de vista en esta era de la humanidad las mujeres tenemos que educarnos y desarollarnos en cualquier actividad o trabajo. En mi experiencia creo que la mujer tiene que incorporarse al mundo laboral y el hombre tiene que incorporarse al mundo doméstico. Repartirnos las tareas y ayudarnos. Respeto mucho el trabajo de amo/a de casa pero a mí me gusta mas trabajar fuera de casa.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s