Vivir para aprender, aprender para vivir

Foto: M. Velásquez
Foto: M. Velásquez

Mirna Velásquez S.

Dejarlo todo para recomenzar en otro país es una historia. Dejarlo todo, recomenzar de la nada, sola, y con siete hijos, es otra historia.

Conocí a “la Patri” gracias a Facebook en el 2011. La llamo así cariñosamente, pero su nombre es Carla Patricia Rivas Sequeira. Su amistad es una de las grandes cosas que me ha dado esa red social. Anclé en su casa que a veces hace de puerto. Sin saber más que lo que se leía en “mi muro”, me dio abrigo, comida, una cama, cariño y buena conversación en su modesto apartamento de una agradable zona de Las Palmas de Gran Canaria.

Su melena rebelde le da un toque desenfadada y un aire de artista. Y ¡cómo no va a serlo! -pienso-. Sólo una artista de la vida se las pinta para emigrar y luego traer consigo a sus siete hijos, de 8, 10, 12, 15, 16, 18 y 19 años, respectivamente. “Trabajé desde que el sol salía hasta que se ponía para poder traerlos”, me dice. “Yo decidí ser madre y no solamente ser madre, sino asumir la responsabilidad de serlo”, continúa, en tono firme y decidido, como es ella.

Foto: cortesía de Carla Patricia
Foto: cortesía de Carla Patricia

Nos hemos citado por Skype para ésta entrevista y lo primero que le pregunto es ¡¿cuánto has aprendido?!. Le hago esa pregunta porque admiro que su instinto de sobrevivencia la haya conducido por la vía del conocimiento, del aprendizaje en tantos campos, de los que sólo mencionaré algunos.

Llegó a España hace catorce años con un título de licenciada en mercadotecnia, que no le valió de mucho y harta experiencia traída de Nicaragua. Hoy es diplomada en ciencias empresariales. Va por su segunda carrera como psicóloga y ha invertido horas y horas de su vida para estudiar gestión de industrias creativas, creación de empresas tecnológicas, diseño de páginas web, gestión internacional de empresas. Sabe de diseño gráfico, de contratos, de leyes laborales, de administración, de publicidad en internet, de marketing, de escaparatismo, de locución, de radio y hasta montó una empresa de teatro.

Ha trabajado en mil cosas, desde cuidar ancianos, hasta en un call center. En todos estos años ha destinado su tiempo de ocio, sus días feriados, sus noches, y fines de semana, a estudiar. “Cuando eres migrante partes de cero y mientras más te preparas, más opciones podrás encontrar”, afirma convencida.

Foto: M. Velásquez
Foto: M. Velásquez

Veo en Patricia la lucha llevada a su máxima expresión, la búsqueda imparable, el esfuerzo, la inteligencia, la disciplina, el crecimiento personal y profesional. Mientras transcurre la entrevista, una llamada a su móvil interrumpe. Me dice que es su hija, Rosangélica, que es licenciada en derecho y está concluyendo su máster y de paso menciona, que su hijo Bayardo se irá a Madrid dentro de poco a estudiar aeronáutica y que el mayor de todos, Jaime Roberto, es investigador y se graduó de ingeniero en telecomunicaciones. Y que los demás también van a la universidad.

¿Cómo le has hecho?, le digo, en tono más de admiración que de interrogación. “Un esfuerzo de esa magnitud sólo puede superarse con la ayuda de amigos, adaptándose a los pocos recursos que hay, a vivir con humildad y sobre todo, con actitud de equipo”, responde. No me queda la menor duda.

Carla Patricia acompañada de todos sus hijos. Foto: cortesía
Carla Patricia acompañada de todos sus hijos.
Foto: cortesía

“Una experiencia así te obliga a ser fuerte, lo que no quiere decir que por dentro no te derrumbes una y otra noche. Te obliga a ser fuerte el hecho de saber que hay siete personas que están confiando en vos, que no los podés defraudar, que no los podés traicionar, que no los podés dejar tirados. Sacás fuerzas de la flaqueza”, añade.

Más allá de formarse constantemente como método de sobrevivencia, creo que el aprendizaje es parte de la personalidad de la Patri, es una manera de vivir la vida, es quizás, una manera de aferrarse a la vida, o es quizás temor a morir en vida, a dejar de aprender. No puedo evitar preguntarle si volvería a Nicaragua, a lo cual me responde con muchas dudas, porque tiene sentimientos encontrados. “Yo me siento que ya no tengo lugar, que mi punto de referencia es la tierra, que ya me podría adaptar a vivir en cualquier otro sitio del mundo”. ¿Su mayor anhelo?. Aprender fotografía profesional y programación, jubilarse, darle espacio a los sueños postergados de toda la vida. De momento, vivir la vida hoy, el ahora, el aquí, disfrutando de sus logros conseguidos, de ver a sus hijos formados.

En su habitación que también hace de estudio y hay libros por doquier Foto: M. Velásquez
En su habitación, que también hace de estudio y hay libros por doquier.
Foto: M. Velásquez
Anuncios

36 comentarios sobre “Vivir para aprender, aprender para vivir

  1. Leer historias así, me levantan el ánimo…últimamente anda tierroso. Yo, inmigrante también, con una carrera que la he llevado a brincos y a saltos, como dice mi mama…..púchica terminala aunque sea para la lápida! Me siento apenada con el esfuerzo de ésta mujer. Qué buen testimonio Mirna, aquí les sigo desde la tierra del “pura vida”, que sigan con ésta enseñanza, porque siempre aprendemos algo nuevo para ponerlo en práctica. Éxito Ciudalatina!

    Me gusta

    1. Hay historias que nos sacuden, nos dicen ¡despertá! y nos hacen reconsiderar muchas cosas de nuestra vida. Me alegra de verdad que el testimonio de “la Patri” te levante el ánimo y espero que sirva de palmadita en la espalda para que continués lo que empezaste. Gracias por tu comentario, Damaris. Abrazos hasta ticolandia. ¡Pura vida, mae!
      Mirna

      Le gusta a 1 persona

    1. Para mi, en cierto modo muchas nos vemos reflejadas en Carla Patricia. Me gusta que digás la palabra “reto” para que no le demos más vueltas a las cosas y empecemos a actuar sin esperar a quién sabe qué?. Muchas gracias Adalila. Saludos
      Mirna

      Me gusta

  2. Carla siempre ha sido una mujer esforzada y valiente, y se que en cualquier de la tierra ella se adaptaria a vivir.

    Recordandote siempre estas en mi corazón, tu hermana y amiga “Eli”.

    Dios te bendiga.

    Le gusta a 1 persona

  3. Realmente admirable, digna de ejemplo a seguir, ganas de hacerle tantas preguntas. Pero su decisión, tenacidad y positivismo la llevaron a juntarse con sus hijos. La veo joven para en esta era tener tantos hijos. Pero es bello una familia grande
    Mis respetos y admiración, uno desea lo mejor para sus hijos y bueno lo has logrado. Felicidades y continúa convirtiendo en realidad tus sueños.

    Le gusta a 1 persona

    1. Seguramente tus palabras le han llegado y le han emocionado. Creo que Patri aún no se lo cree que es digna de admiración. Ahí lo tenés Patri. Animate a responderle a todas estas mujeres que te están mostrando su cariño y admiración. Abrazos María Elena.
      Mirna

      Me gusta

  4. Me siento orgullosa de ser amiga de Carla y aparte de todo lo que se dice en este artículo, Carla es de aquellas personas que siempre está dispuesta a ayudarte y no sé como lo hace pero siempre me resuelve los problemas, ya sean materiales o emocionales, sabe buscarte la solución y darte los ánimos necesarios para que por ti los puedas resolver.
    Otra cosa que admiro es a sus hijos pues gracias a la buena educación que les ha dado y siendo cada uno diferente todos tienen en común la responsabilidad, el estar dispuesto a ayudar en cualquier momento y sobretodo el cariño y el amor que dan a su madre y el que se tienen entre sí. Y todo eso es debido a ella, a lo que les ha enseñado. Gracias Carlita por dejarme entrar en tu vida.

    Le gusta a 1 persona

    1. Más que de acuerdo, Fabiola, y me alegra que menciones esa enorme capacidad que tiene de ayudar a la gente porque sería injusto no decirlo. Cuando estás fuera de tu tierra, buscándote la vida y encontrás en tu camino a la Patri, la vida es diferente. Las dificultades dejan de ser una montaña. Ella es capaz hasta de eso. Y por supuesto, sus hijos son un reflejo de los valores que ella ha sabido inculcarles. Saludos y abrazos Fabiola. Gracias por tu comentario.
      Mirna

      Me gusta

    1. Gracias 1001 trópicos (Mildred). Estoy segura que hay miles de historias así, porque l@s latin@s somos gente luchadora. Sólo hacía falta Ciudalatina, para contar ese montón de buenas historias que andan por ahí…;-) Abrazos
      Mirna

      Me gusta

  5. Que bien se estén dando a conocer historias de superación y que nos motiven a las mujeres. Felicidades a todas esas personas que han dejado su país por el motivo que sea.

    Muchos éxitos y bendiciones. Por eso siempre digo: “Querer es poder”

    Le gusta a 1 persona

  6. Por esos planes perfectos de Dios la conocí en un reencuentro de primos en Nicaragua, mayo 2008(boda de Julissa y Juan)…fue suficiente ese corto tiempo de compartir, para contagiarme de tanta energía positiva, de alegría, de cultura, de que una llovizna es un refresco de piña comparada a las tormentas superadas y sobre todo, que sobra amor al prójimo.
    Desde entonces…cada vez que necesito enfrentar un reto y pienso que no puedo, pienso en ella y se me pasa! La amo “la Patri” mi Carla Patricia!!!

    Le gusta a 1 persona

  7. Esta es una historia inspiradora y admirable por tanto esfuerzo de mujer-madre soltera y que da pena para las que creemos que unos cuantos logros es suficiente. Gracias Mirna por detectar y compartir estas historias reales. Abrazo

    Le gusta a 1 persona

    1. Exacto Claudia. Veo que no sólo a mi me pasa. Cuando conocí la historia de Patri vi en ella una montaña y que su experiencia y su lucha supera todo. Es simplemente una mujer increíble. Gracísimas querida Claudia por su comentario. Muchos abrazos. Mirna

      Me gusta

  8. Doy gracias a Dios por todo lo que soy y por todo lo que día a día me brinda, sé que sus bendiciones son renovadas cada día y a través de Mirna Velásquez, periodista amiga he recibido una bendición muy especial que me ha permitido reflexionar sobre lo importante de vivir para aprender y aprender para vivir. Cuando me entrevistó fue como echar a andar un video con mi vida y si bien es cierto han habido muchas dificultades, también es cierto que por cada dificultad he recibido múltiples bendiciones y gracias a ello he sido capaz de llegar hasta aquí y contarlo. Si un poco de mi historia ayuda a otros seres humanos a no claudicar y a confiar en que todo irá bien, a creer que la amalgama del amor, la confianza, el respeto y la lealtad permitirán al final del camino recoger buenos frutos, creo que entonces haberlo contado ha sido bueno.
    Gracias por cada uno de los comentarios, sé que cada uno de ellos viene de personas que también tienen mucho coraje y una gran historia de lucha y esfuerzo que contar. Un abrazo Damarís, Adalila, María Elena, Mildred y Claudia!!!
    Fabi, Eli Jacqui…ustedes son parte de esa bendición en mi vida que han hecho que todo sea más bello.
    Gracias Mirna Velásquez por estar en nuestras vidas…, gracias ciudalatina…a por más historias!!! Un fuerte abrazo!!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Así es Carla. Cuando hablamos de tu historia yo dije volale viaje y cuando Mirna me la enseñó quedé anonadada de tanto esfuerzo y coraje que le has hecho a la vida!

      Un abrazo fuerte y para atrás solo para agarrar impulso

      Tamara

      Me gusta

    2. Las gracias son para vos, Patri, que me diste la oportunidad de contar tu historia. Sin vos, no hay historia. No sabés cuánto me alegra haber hecho que hoy sea un día especial para vos, a través de éste post. Es mi mejor premio. Ya sabes que te queremos a mares. ¡Ah!, una cosa más: cuando termines la carrera de psicóloga, esperamos la foto ;-).
      Muchos besos
      Mirna

      Me gusta

    1. Querida Gioconda, agradezco que te hayas tomado un tiempito para comentar. Las mujeres la tenemos más difícil y a veces nos cuesta el doble o el triple cumplir nuestros objetivos profesionales por tantas responsabilidades que tenemos ( no visibilizadas ni apreciadas), así que me alegra mucho que digás que éste tipo de historias motivan, porque quiere decir que estamos cumpliendo uno de los objetivos que tenemos con éste blog.
      Abrazos y saludos hasta donde estés.
      Mirna

      Me gusta

  9. Gracias por compartir la historia de mi Gran Amiga Karlanga. Tengo el honor de conocerla desde nuestra etapa en la Universidad y no me sorprende todo lo que ha logrado por que conozco su fuerza, valentia y deseos de superacion que son infinitas. Pero sobre todo su capacidad de dar amor. Gracias por ese reencuentro. Y Muchas Bendiciones.

    Le gusta a 1 persona

    1. Tod@s coincidimos. Ella es una persona que deja huella en tu vida. Es lindo ver que hayan compartido la universidad, que es otra etapa importante y preciosa en la vida de tod@s. Es lindo también ver ese reencuentro.
      Muchos abrazos Marisol.
      Mirna

      Me gusta

  10. Waoo! Siempre doy gracias a Dios por haberte conocido; y siempre te he admirado Carla; yo he aprendido mucho de vos como mujer luchadora y que lo que te propones lo logras… Hermana y amiga linda Dios te bendiga siempre… Eres una Bendicion. Besos!

    Le gusta a 1 persona

  11. Eres una Mujer y Madre admirable, un excelente ser humano, valiosa y dotada por Dios, una Mujer luchadora “Toda una Guerrera” , diría Yo. Te admiro mi querida amiga porque con tu fuerza y tenacidad has sabido salir adelante y alcanzar todos tus sueños y anhelos a pesar de todas las adversidades y obstáculos que se te presenten en tu camino, Que Dios te bendiga querida amiga!!!

    Yérica Woo.

    Le gusta a 1 persona

  12. Tuve el honor de conocer a Patricia en Granada Nicaragua nuestra ciudad natal, y compartir momentos de trabajo. Asì es ella, exactamente como Mirna la describe. Me alegra mucho el saber que ha triunfado en lo que se ha propuesto, no hay duda que emigrar a otro país tan lejano y lograr mucho en poco tiempo, es una tarea titànica que solo mujeres como Patricia pueden lograrlo. Hasta Europa un gran abrazo a esta gran mujer luchadora y a sus 7 hijos.

    Un abrazo.- Daniel García Jimènez.

    Le gusta a 1 persona

    1. Así es, me queda demostrado que las personas y las mujeres sacamos fuerzas de donde no se tienen o no sé cómo describirlo para salir adelante junto a sus retoños. Querer es poder. Gracias dealonzoblog.
      Saludos, Tamara

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s